Historia

Proyecto Washu se formó en el año 2011, ante a la necesidad de conservar al primate más amenazada del Ecuador -y uno de los 25 primates más amenazados del mundo!-, y a su hábitat, el Chocó ecuatoriano. Previamente, en el año 2006 y por medio de una serie de investigaciones realizadas a través de PRIMENET sobre densidad y ecología del mono araña ecuatoriano de cabeza café (Ateles fusciceps), se encontró un sitio particularmente llamativo: la Cooperativa Tesoro Escondido, ubicada en la provincia de Esmeraldas. Esta Cooperativa compone 50 familias, principalmente de campesinos que son propietarios de alrededor de 3 000 ha de bosque.

Esta área forma parte de la Cordillera del Canandé y de un remanente de bosque que conecta reservas privadas y estatales (la Reserva Ecológica Cotacachi Cayapas, el Refugio de Vida Silvestre Pambilar y el Bloque 10 del Patrimonio Forestal,Reserva Canandé, y otras).

Este lugar forma parte del último remanente del bosque de la región del Chocó que ha permanecido en pie en el Ecuador y que, gracias a ello, es un refugio para miles de especies que no tienen a dónde ir. Lastimosamente la situación de desarrollo socio-económico en el área es bastante crítica. La parroquia Telembí (donde se encuentra esta área), se caracteriza por ser una de las más necesitadas del Ecuador según parámetros definidos por la Unidad de Información Socio Ambiental (2012). Estos muestran índices sumamente elevados de pobreza (73-78% 2001), de analfabetismo 79.4% – 83.5% (2001) y los porcentajes más bajos de servicios básicos. La mayor parte de las personas dependen económicamente del empleo de las empresas madereras y palmicultoras asentadas que se asientan en el área.

Proyecto Washu nace como un programa integral que busca combinar la investigación científica, educación ambiental, el desarrollo de alternativas económicas ligadas a la conservación por medio del desarrollo y fortalecimiento comunitario, para proteger al primate más amenazado del Ecuador y su hábitat.

Proyecto

Nuestro objetivo principal es preservar el hábitat del Mono araña ecuatoriano de cabeza café en los últimos bosques remanentes del Chocó ecuatoriano.

Misión

1. Ampliar el conocimiento sobre el estado poblacional, la distribución y ecología del Mono araña ecuatoriano de cabeza café.

2. Generar una iniciativa de conservación participativa que garantice el sostenimiento tanto de las poblaciones humanas asentadas en el área como del ecosistema.

3. Concientizar a las nuevas generaciones sobre la importancia del equilibrio ecosistema del Chocó y el respeto a la naturaleza.

4. Promover la investigación y conservación de la biodiversidad de los bosques del Chocó.

Visión

El valor de un ecosistema como el del Chocó ecuatoriano va más allá de los recursos que éste pueda brindar al ser humano. El verdadero valor es intrínseco, porque su existencia representa la manifestación más pura de la vida. En este lugar se reúne una increíble diversidad de organismos que se refugian y dependen de su conservación para subsistir, porque no existen en ninguna otra parte del planeta. Por esta razón, queremos ser el puente que permita un acercamiento al entendimiento de la importancia de la preservación de este ecosistema y a la revalorización de la naturaleza como fuente de vida y de equilibrio. Creemos firmemente en que solo con la comprensión de nuestro medio podremos generar un cambio en el estilo de vida y alcanzar así un equilibrio que permita la subsistencia tanto de la naturaleza como de las personas que vivimos en ella.

Somos un grupo de personas jóvenes provenientes de distintas culturas y ramas de investigación (como las ciencias biológicas, sociales y de comunicación), unidos para formar un proyecto que busca integrar la investigación y la conservación del más amenazado ecosistema del Ecuador: El Chocó.